Y no olviden sus objetos personales

Aún así, me dejaré un millón
de cosas...